mayo 24, 2020

El nuevo pliego de mantenimiento de parques y jardines del Municipio de Logroño apuesta por un modelo más naturalizado y sustentable para acrecentar la biodiversidad de la urbe

Los concejales de Desarrollo Urbano Sustentable, Jaime Caballero, y Medio Entorno, José Manuel Zúñiga, han presentado esta mañana las novedades del nuevo pliego de mantenimiento de jardines para Logroño que cuenta con un presupuesto de 5,5 millones anuales y que se vincula a un modelo más naturalizado acorde con uno de los ejes de Gobierno, el de Urbe Verde.

Jaime Caballero ha subrayado que los criterios de mantenimiento de zonas verdes “impactan en uno de nuestros objetivos, la Capitalidad Verde Europea; unos criterios que persiguen un modelo de parques y jardines más naturalizado”.

“Cuando llegamos al Gobierno” -ha indicado- “nos hallamos una propuesta de pliego que se limitaba a sostener las condiciones actuales del servicio con escasos cambios. No obstante, la administración de las zonas verdes de Logroño es un factor clave, entre otras muchas cosas, para acrecentar la biodiversidad de la urbe, para aprovechar los beneficios bioclimáticas de la flora, o bien para reducir el consumo de agua, de energías sucias y de productos químicos dañinos. Todos estos aspectos son centrales en la política medio ambiental del equipo de gobierno y no se habían tenido en cuenta en el pasado”.

Este pliego ha introducido asimismo cuestiones de clase económica, como su división en lotes, lo que dejará, conforme ha detallado el concejal de Desarrollo Urbano Sustentable, “dar cabida a más de una compañía y la mejora de las condiciones laborales del personal que se subroga”. Además de esto, el contrato se ha reducido a 4 años, prorrogable por 2 años más. “De esta forma es posible hacer una evaluación del servicio a principios de la próxima legislatura, rija quien gobierne”.

El concejal José Manuel Zúñiga ha explicado las novedades incluidas en el pliego, que procuran por una parte una mejor administración de los aspectos medioambientales y por otra parte, favorecer la utilización y la diversificación de empresas.

El contrato de mantenimiento, ha informado, “tiene un costo de unos 5,5 millones de euros por año y también implica el trabajo 90 personas que se subrogarán y sostendrán sus trabajos. Es uno de los contratos de mayor importe del Municipio, con lo que asimismo hay que buscar su eficiencia social y económica”.

Las cuestiones medioambientales, ha apuntado, “son clave en el nuevo pliego, que apuesta por una evolución progresiva del contrato, en cooperación con las compañías adjudicatarias, cara un modelo más naturalizado y con menos consumo de agua, energías sucias y productos químicos”.

En el nuevo pliego se han introducido las próximas condiciones en el contrato:

– Se demanda a las compañías que desarrollen, en cooperación con los técnicos municipales, un plan de administración de las zonas verdes que, de forma gradual, introduzca mayor naturalización y biodiversidad en las zonas verdes de Logroño, distinguiendo el mantenimiento de los jardines más urbanos (por servirnos de un ejemplo, El Espolón), de los parque más periféricos (por servirnos de un ejemplo, San Miguel o bien La Ribera), buscando una transición suave con el campo.

– Se prohíbe el empleo de glifosato y otros productos químicos perjudiciales, al unísono que se demanda un mantenimiento menos violento con el natural desarrollo de la vegetación: menos podas, menos siegas, menos riego artificial en ciertas temporadas, entre otros muchos.

– Se demanda la integración de profesionales especialistas en evaluación del peligro del arbolado y en la administración sustentable de las zonas verdes.

– Se demanda que los procedimientos y la administración sean compatibles con los Objetivos de Desarrollo Sustentable, con la guía del concurso de Capital Verde Europea, con la Guía de Infraestructura Verde Municipal de la FEMP y con el Plan Estatal de Cambio Climático.

– Se fomenta un trabajo de mantenimiento más apoyado en el trabajo manual y menos en la utilización de maquinaria contaminante, con el objetivo de reducir la huella ecológica al unísono que se promueve la utilización.

– Se suprime la obligación de que toda la maquinaria del contrato sea nueva al comienzo del mismo, algo que va contra un empleo sustentable de los recursos del planeta. Se reemplaza por un sistema de substitución progresiva de la maquinaria cuando alcanza su vida útil o bien cuando la mejora en reducción de estruendos y contaminantes es substancial.

En terminante, ha informado el concejal de Medio Entorno, “se trata de que el mantenimiento de las zonas verdes de nuestra urbe favorezca una mayor naturalización y un mayor desarrollo de la flora. Aspiramos a una urbe más verde, donde la flora tenga un papel protagonista en nuestras calles y plazas, con unos parques que puedan ser el hogar de distintas especies vegetales y animales, al unísono que formen un espacio a fin de que el urbanita se rencuentre con la naturaleza”.

Y todo ello, ha añadido, “sin olvidar el papel esencial de la flora como sumidero de CO2 y como regulador del microclima urbano, una cualidad que va a ser cada vez más esencial frente al incremento de temperaturas. Vamos a precisar la sombra de los árboles para reducir el impacto de las poco a poco más usuales olas de calor”.

Por otra parte, ha detallado el concejal de Medio Entorno, el contrato de mantenimiento de parques y jardines incorpora asimismo cuestiones económicas, sociales y de contratación respecto al sistema actual.

El pliego divide el contrato en 3 lotes. 2 de ellos de más o menos 2 millones por año cada uno de ellos, “para asegurar que puedan trabajar por lo menos 2 empresas y que exista una competencia positiva entre ellas. Otro lote más pequeño, pertinente a La Grajera, para dejar que empresas pequeñas tengan la opción de participar”, ha indicado.

Asimismo, ha detallado, “propone un sistema de valoración cualitativa de las ofertas que favorece medidas como el promuevo de la igualdad; mejoras en las condiciones laborales, apoyando la conciliación familiar y la capacitación de los trabajadores; la reducción del empleo de maquinaria contaminante, tanto en emisiones de gases como en ruidos; o bien la integración de personal titulado auxiliar para administración sustentable de zonas”. Además de esto, “el nuevo pliego promueve la creación de empleo auxiliar al personal que ya desarrolla el trabajo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable lariojaaldia .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Banahosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies