mayo 25, 2020

El Teatro Bretón de Logroño festeja hoybel Día Mundial del Teatro con la esperanza de regresar a abrir pronto sus puertas

El Teatro Bretón de Logroño festeja el día de hoy, viernes 27 de marzo, el Día Mundial del Teatro con la esperanza de regresar a abrir pronto sus puertas y recobrar en futuras programaciones, siempre y cuando resulte posible, todos y cada uno de los espectáculos suspendidos desde la declaración del estado de alarma por la epidemia del Covid-19. .

Hoy, viernes 27 de marzo, se festeja todos los años el Día Mundial del Teatro. Este año asimismo, si bien con los teatros de todo el país cerrados y con los ciudadanos encerrados en sus casas aguardando el fin de esta pandemia. El Teatro Bretón de Logroño ha suspendido hasta el momento un total de 8 espectáculos y es previsible que en las próximas semanas se realicen nuevas suspensiones.

La voluntad del Teatro Bretón y del Municipio de Logroño es la de recobrar, toda vez que resulte posible, todos y cada uno de los espectáculos suspendidos en futuras programaciones; en este sentido se trabaja con las compañías y con las productoras perjudicadas. El compromiso de recobrar lo perdido y de impulsar la actividad, cuando la situación lo deje, es el mejor apoyo para la futura revitalización de un campo tan débil como el teatral y para la precisa normalización de la vida rutinaria.

El Mensaje del Día Mundial del Teatro del año vigente lo firma Shahid Mahmood Nadeem, cronista paquistaní, dramaturgo, argumentista, directivo de teatro y T.V., y activista de derechos humanos.

Enlace al texto íntegro del Mensaje:

https://www.world-theatre-day.org/pdfs/WTD_2020_ES_Message_Shahid_NADEEM.pdf

Reproducimos asimismo una versión reducida:

El teatro como santuario

Al final de una representación de la obra teatral de Ajoka sobre el versista sufí Bulleh Shah, un anciano, acompañado por un pequeño, se aproximó hasta el actor que había interpretado el papel del gran sufí. «Mi nieto no se halla bien, ¿podría bendecirlo?», afirmó. El actor se sorprendió y contesto: «No soy Bulleh Shah, solo soy un actor que interpreta el papel». El anciano entonces contestó: «Hijo, no eres un actor, eres una reencarnación de Bulleh Shah, su Avatar».

De repente, se nos ocurrió un término totalmente nuevo de teatro, donde el actor se transforma en la reencarnación del personaje que interpreta.

Explorar historias como la de Bulleh Shah, historias como esta existen en todas y cada una de las etnias y pueden transformarse en un puente entre nosotros, los autores de teatro, y una audiencia ignota mas entusiasta.

Mientras actuamos en el escenario, en ocasiones nos dejamos llevar por nuestra filosofía del teatro, en nuestro papel como predecesores del cambio social en ocasiones dejamos atrás a una gran parte de la comunidad.

En nuestro compromiso con los retos del presente, nos privamos de las posibilidades de una experiencia espiritual de manera profunda enternecedora que el teatro puede administrar.

En el planeta de el día de hoy donde la intolerancia, el odio y la violencia están en incremento, nuestro planeta se hunde poco a poco más en una catástrofe climática, precisamos restituir nuestra fuerza espiritual.

Necesitamos batallar contra la abulia, el sopor, el fatalismo, la avaricia y el menosprecio por el planeta en que vivimos, por el planeta en el que vivimos.

El teatro tiene un papel, un papel noble, debe estimular y hacer avanzar a la humanidad, asistirla a levantarse antes que caiga en un abismo.

El teatro puede transformar el escenario en un templo, el espacio de actuación, en algo sagrado. En el sur de Asia, los artistas tocan con reverencia el piso del escenario ya antes de pisarlo, una vieja tradición en la que lo espiritual y lo cultural estaban entrelazados.

Es hora de recobrar esa relación simbiótica entre el artista y el público, el pasado y el futuro. Hacer teatro puede ser un acto sagrado y los actores pueden transformarse en los avatares de los papeles que desempeñan.

El teatro tiene el potencial transformador de transformar la escena en un santuario y ese santuario en un espacio de actuación.

Instituto Internacional de Teatro (ITI). Organización Mundial para las Artes de la Escena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable lariojaaldia .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Banahosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies